Mestizaje, jazz y fusión… en la Sala García Lorca

4885 LOGO-1

Más  no se podía pedir a una  noche memorable,  y madrileña.  La trompeta del neoyorkino Jerry  González sonaría sin micrófono de voz, todo un acústico claro y sincero. Algo mágico entre espectador y artista se consumó para que la memoria, a veces traicionera, pueda escuchar  siempre que quiera,  eterna,  no el sonido de la trompeta  y del  fiscorno de Jerry, si no versos hechos jazz, ritmo y swing  de un poeta del jazz,  del genio de Nueva York con raíces puertorriqueñas, en Madrid, su casa, en la sala que lleva el nombre del poeta de Poeta en Nueva  York. Una asociación entre lo real y lo onírico se citó en la Sala García Lorca, en el ciclo Flamenco en La Frontera de  la Fundación Casa Patas. Y, lo dicho, ¡no se podía pedir más! La trompeta de Jerry en la tierra se convertiría en gloria celestial en la sala que lleva el nombre del poeta.

5002 LOGO-1

Todo este compendio iría acompañado de los instrumentos de dos grandes artistas, Javier Colina al contrabajo,   y la percusión de Israel Suárez “Piraña”.  Descaro  al servicio del jazz y del flamenco con la experiencia en  mil batallas hechas saraos. Con sus ritmos que nacen del  talento innato, de la pasión y del  trabajo, que se  alojan como el Poema de la Saeta (cante Jondo) de García Lorca, a ritmo vivo, ardiente  y pausado, directo al corazón. Rememorando el poema “Noche”, del poeta de la generación del 27: cirio, candil, farol y luciérnaga.

5006 LOGO-1

Portada FINAL[1]

Mencionar como primera fuente, y de gran ayuda para un escribidor,  la presencia  constante con su sabiduría y matices de dos de las personas que me acompañaban a ambos lados de dos mesas  que en  la fila primera, Martín Guerrero  -hijo del fundador, y  autor de múltiples  imágenes  en el Flickr, “book”  Casa Patas, amigable, atento y gran anfitrión  nos había preparado- .   Julio de la Casa, amigo, montador de televisión y  fotógrafo  de las imágenes en blanco y negro del post de Walking Madrid, y Carlos Aguilar, escritor entre otros de “Cine y Jazz” y  donde habita un pasaje sencillo, sinóptico, que el propio escritor de su “Cine y Jazz”, nos ha proporcionado: las películas donde tiene más lucimiento Jerry González son “Calle 54”, de Fernando Trueba, y “Guitarra de palo”, de Andrea Zapata-Girau; la primera en un registro de latin-jazz, la segunda como rastreo del flamenco-jazz. 

5068 LOGO

En un edificio de mediados del S XIX con  sus escaleras de madera, un toque añejo ideal para la idea y branding de Casa Patas (situado entre el eje Cibeles Paseo del Arte, Plaza Santa Ana, la calle Atocha  y la Plaza Tirso de Molina),  con la Fundación Conservatorio Fundación Flamenco Casa Patas si bien como nos comentó Martín Guerrero , suelen  utilizar el nombre abreviado,  Fundación Casa Patas- como  conservatorio y escuela de música, y lema académico que aúna todas las actividades relacionadas con el toque, el cante y el baile de este arte.

5073 LOGO

En La Sala Federico García Lorca, con unas condiciones artísticas apropiadas y con capacidad para 100 localidades, se escucharon entre otros temas: Drume Negrita, Verdad Amarga,  y Caravan de Duke Ellington. Momentos intensos que no se olvidan como apuntamos en los primeros párrafos,  se queda en la memoria,  en la retina y  no se borra, permanece.  Fue así, que el post en el blog de Walking Madrid  se realiza dos meses después para posponer el disfrute de recordar esa noche  y tener más cerca  un segundo ciclo Flamenco en la Frontera. Todo un éxito.  Como nos proporcionó Antonio Benamargo, “Flamenco de Hoy” programador,  coordinador de la parte artística: Con la entrada del nuevo año nos embarcamos en la programación de un nuevo ciclo para la Sala García Lorca, con artistas que, perteneciendo al Planeta Flamenco, mantienen un diálogo fronterizo con el Jazz, el Swing y la World Music en general. Dan cuerpo al flamenco en la frontera grandes solistas como el gaditano Chano Domínguez, el madrileño Jorge Pardo y el neoyorquino Jerry González, y la refrescante presencia de Ole Swing como punto de encuentro entre el Gipsy-Jazz y la música popular. Es un honor para nosotros programarlos en nuestro escenario flamenco.

4879 LOGO -1

Indicar que la producción de la programación de la Sala García Lorca es a cargo de la Fundación Casa Patas, con el patrocinio de Casa Patas. Se trata de una actividad sin ánimo de lucro, como todas las que produce la fundación, toda vez que esta entidad es propiamente dicha e inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Cultura.

Y en la fascinante noche del viernes 31 de enero de 2014 se genera el mestizaje entre culturas, músicas, músicos… el concepto y esencia  de “Flamenco en La Frontera” para la evolución y fusión de diferentes estilos; el diálogo fronterizo.

Dejamos  una cita de García Lorca cambiando jazz fusión por poesía, y acordes por palabras: Jazz es la unión de dos acordes que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio. 

5083 LOGO

Y uno de los temas mágicos que sonó para concluir este post en el blog de Walking Madrid: Bésame, bésame mucho, como si fuera esta noche la última vez. Pero con la trompeta, la percusión y el fiscorno de Jerry González en distintos lapsos,  el contrabajo de Javier Colina y la percusión de Israel Suárez “Piraña” (Tararara tarararara  tararararararararara)”. (Tararara tarararara  tararararararararara)”, que tengo miedo a perderte, perderte después.

 

Texto: Dani MoralesFotografía: Julio de la Casa

Publica:
  

MiRedGráfica.com

Cóctel, pasión, y cine… en Pouss Café

intro

Justamente al lado del mítico y desaparecido cine Infantas está situado el Pouss Café, un lugar único y especial en el número 19 de la calle Infantas, en el barrio de Chueca, en el distrito centro. En la puerta del local había quedado con Jose, amigo, fotógrafo y cordobés de acento, buena gente, para preparar a base de notas y ángulos de cámara el post semanal gastronómico de Walking Madrid.

El cine Infantas fue una de las salas pioneras y con más solera del Madrid de los años 50 y 60. Inaugurada en 1948, fue entre noviembre de 1973 y junio de 1974 sede de la Filmoteca Española, cerrando sus puertas en 1992. Películas proyectadas como Casablanca, Ciudadano Kane, Bienvenido Mister Marshall, Cantando bajo la lluvia… y un largo etcétera del mejor cine americano y nacional del momento, que atraerían al público madrileño, o a espectadores del barrio como los dramaturgos Jardiel Poncela y Miguel Mihura, dato que no contrastamos, pero que puestos a imaginar derivan de la pasión por Madrid, el cine, y el teatro… sin ningún orden.

entrada

Desde fuera y mirando por una de las dos cristaleras que dan a la calle, el Pouss Café tiene algo de esa magia del cine con sus atrayentes carteleras que nos atrapan a los espectadores desde el primer momento, cuando intuyes las sensaciones de una buena película. Y como de un caleidoscopio se tratase, el Pouss Café atrae desde la cartelera del otrora cine de la calle Infantas, pero en la puerta de al lado. Seduce con las sensaciones que auguran paz, armonía y un rato agradable.

dentro

Una vez dentro, el Pouss es un recoveco de tranquilidad con sus formas y los diferentes colores que se crean. Hay diferentes exposiciones de distintos artistas a modo de Showroom a lo largo del año que se mezclan con los elementos decorativos del local.

vintage

Mencionar toda relación vintage y mobiliario retro en armarios, muebles y mesitas, una televisión marca Elbe años 80, biombos y celosías para la combinación de distintas iluminaciones, lámparas de cubos de plástico colgados del techo, columnas en todo el centro del local que ofrecen un contexto de arquitectura clásica -y para fragmentar ese clasicismo, bailarinas de porcelana a modo de post it en los laterales-. También nos llamó poderosamente la atención los distintos modelos de zapatos de tacón que hay repartidos en el local, y que generan una fricción fetichista en el entorno, así como las excéntricas flores naturales que adornan las distintas mesas, aportando frescura y movimiento… y algún detalle más que se nos pueda olvidar. Y todo esto adornado con jazz y música chill out, para conseguir una atmósfera vanguardista y una calidez a través de arte, la luz y los personajes que se dan cita en Pouss Café.

bancada

barraNos recibió como encargada Ana Barbado, que con amabilidad y simpatía nos resumió el orden de la degustación que íbamos a realizar. Nos presentó a dos de los camareros, Joplin –que una hora y media más tarde preparó el denominado Cuervo Pasión, un cóctel muy difícil de olvidar– y Francisco Javier Leiva. Tipos normales, jóvenes, tranquilos y acordes a la armonía del Pouss Café. También nos contó por encima la historia del local, enfatizando en los dos socios, Manuel Ríos y Enrique de Vicente, y en la pasión y esfuerzo que habían puesto desde su inauguración.

 

tartasMientras Ana preparaba en la barra el primero de los tres cócteles, empezamos a degustar la primera secuencia, a modo de dos tartas caseras que nos llevo previamente. Elaboradas por una señora por la que preguntamos a Ana para la mención. Nos contestó qué las hacía en su casa, y qué no quería salir en los “títulos de crédito”, cosa que entendimos, porque esa intimidad y secretismo endulzaban aún más lo que estábamos tomando a media tarde, y como el tango, a media luz. Simplemente deliciosas y bien hechas, con un regusto, que ni la persona que enfocaba esos platos, e iba a dar imagen a esos manjares, ni yo olvidaremos. ¡Qué sabor! Tarta de Zanahoria. Bizcocho con zanahoria rallada, y con coberturas de una buttercream muy suave y la mesura justa de azúcar, mezclándose sutil con los otros ingredientes; nuez, mazapán, especias, canela, y nuez moscada. Se deshacía.

tartaChocolate

La segunda toma, tarta con bizcocho de chocolate y galletas de Oreo con nata. La combinación del chocolate templado fundiéndose con el sabor de las auténticas sándwich Oreo fue un autentico pedazo de cremosidad y de sabor. Audrey Hepburn en Desayunos con diamantes –la historia creada por Truman Capote–, café, tarta, y contemplando desde Pouss Café la calle Infantas, una paralela a la calle Gran Vía, la Broadway madrileña. Todo encajaba.

ronLa siguiente secuencia consistiría en tomar notas y fotografías de la preparación de los cócteles y combinados. La primera escena, interior atardecer en ese instante que cae la tarde y lo que rodea es sosiego, con esa música de jazz que suena de fondo y los clientes esparcidos por los distintos rincones del Pouss Café charlando tranquilamente. Mojito Añejo; lima, azúcar moreno, hierbabuena y a macerar, un toque de soda, hielo frappé, uva, granada, y otro toque, este con entusiasmo, por supuesto el ron… y mambo. ¡Buenísimo! Un cartel con los ojos verdes en la mirada de Ava Gardner en cualquiera de sus películas, y observándose a sí misma antes de entrar al cine Infantas en sus largas estancias en Madrid. De trago largo es el preparado… y muy refrescante, otro trago, y cuando nos quisimos dar cuenta estábamos en el segundo cóctel.

animacion

La escena siguiente de la secuencia coctelera la preparó Joplin, un cocktailman inquieto en el trabajo pero tranquilo en sus gestos, con la sensación de transmitir confianza, que controla y disfruta lo que hace, el porqué, el resultado final. Cóctel Cuervo Pasión en copas de cava Urbane, y como se desprende de los distintos nombres, una fusión urbanita y efervescente a partes iguales. Preparado, primero con pasión, a continuación el swing del jazz que también se añade en la coctelera, y claro, más ingredientes, tequila, frutas, licor 43… agitar el hielo con ese toque y mucha de esa pasión para servirlo con mucho amor. Así nos lo transmitió Ana Barbado y trasladamos lo que nos dijo, sin más. Un trago suave pero intenso que salivas durante algún tiempo, y deja en la memoria el sabor de una primera vez, como el primer beso, inconfundible. Marilyn Monroe y Bette Davis en Eva al desnudo en la barra sujetando esas copas De Cuervo Pasión. Complicado adivinar que hay detrás de de esa atracción, de este cóctel made in Pouss Café, ni adivinar que se esconde tras su dulce apariencia.

ginebraY para ir terminando, comentar que el Pouss Café es un film producido por Enrique de Vicente y Manuel Ríos, y dirigido por Ana Barbado, con Joplin y Francisco Javier Leiva en el reparto. La última escena, un Gin Tonic Premium. Scene 3, take 1, and ¡Roll! Y acción, preparado con una de las mejores ginebras Premium del local, fue la elipsis que marcaba el final de esas dos horas maravillosas que vivimos en Pouss Café. Se añaden bayas de enebro, con una rodaja de lima se esparce y aromatiza el borde de la copa, además de unos trozos de uvas, tónica Fever-Tree, y echar ésta con la varilla rizada con el mismo ritmo y calma a una de las copa de balón que tiene en el Pouss, y siempre con el toque de hacer las cosas bien, en su justa medida, creándose las buenas sensaciones que se respiran. Y en la puerta del Pouss Café, Gary Grant e Ingrid Bergman y su beso apasionado de la película Encadenados.

coctel_final

Como The End, el Gin Tonic de Pouss Café es un trago que recorre todo tu cuerpo hasta llegar al sentido, y ahí, respiro hondo, muy profundo, te das cuenta que estás ante una nueva línea de coctelería en Madrid a tener en cuenta, en un ambiente acogedor y rodeados de buena gente.

grupo

Texto: Dani MoralesFotografía: Jose M. Miñambres

Publica:
  

MiRedGráfica.com

La sociedad de Blues de Madrid nos informa de su agenda. Semana 6

CABECERA_sociedadBlues

 

Concierto Jam de la SBM
Domingo 9 de febrero
QUIQUE GÓMEZ & LUCA GIORDANO BAND

A partir de las 14:45 h. en la Taberna Alabanda
c/ Miguel Servet 15 (metro Lavapiés / Embajadores). Entrada gratuita.

El armonicista y cantante Quique Gómez junto con el guitarrista y cantante italiano, Luca Giordano, comienzan esta semana su “Winter Spain Club Tour” presentando su disco grabado en Chicago “Chicago 3011 Studio Sessions”. Acompañándoles a la sección rítmica, David Salvador al bajo y Guillaume Destarac a la batería.

 

Martes 4 de febrero

– Big Martes Baile de Swing
en el Centro Gallego, c/ Carretas 14, 22 h. Baile social con un tema diferent cada martes. A cargo del Club de Baile especializado en lindy hop, blues, balboa y jazz vernacular.

– Quique Gómez & Luca Giordano Band
en La Coquette, c/ Hileras 14, 22:45 h.

– Jam Session coordinada por Tonky de la Peña
en el MOE, c/ Alberto Alcocer 32, 22:30 h.

– Jam Session de Youthness
en El Junco, Pza. Sta. Bárbara 10, 23 h. Entrada 5 €.

 

Miércoles 5 de febrero

– Quique Gómez & Luca Giordano Band
en La Coquette, c/ Hileras 14, 22:45 h.

– Jam Session de la Escuela de Blues de Madrid (EBM)
en El Junco, Plaza de Sta. Bárbara 10, 23:30 h.

– Jam Session Roots & Grooves. Soul, funk y R & R
en La Boca del Lobo, c/ Echegaray 11, 23:30 h.

 

Jueves 6 de febrero

– Jam Session de Gaby Jogeix
en el Segundo Jazz, c/ Comandante Zorita 8, 21:30 h.

– Jam Session Cotton Gang
en la sala Tatoom, Avda. Brasil 3, 21:30 h.

– Quique Gómez & Luca Giordano Band
en La Coquette, c/ Hileras 14, 22:45 h.

– Black Jam – Funky & Soul Jam Session
en El Junco, Plaza de Sta. Bárbara 10, 23:30 h.

– R & R Mambo Jam Session
en La Boca del Lobo, c/ Echegaray 11, 23:30 h.

 

Viernes 7 de febrero

– Jam Session de Duolian String Pickers
en la Bodega El Águila, c/ Águila 14, 21:30 h.

– Walking Blues
en el MOE, c/ Alberto Alcocer 32, 21:30 h. Entrada 5€.

– Oso Benalúa y Crazy Eggs
en el Dakota Custom Bar, Paseo Imperial 89, 14 h.

Oso de Benalúa es un cantante y guitarrista granadino que viene acompañado de Iñaki Moreno a la guitarra y Antonio Mellado a la armónica

– Susan Santos
en el Irish Rover, Avda.Brasil 7, 23 h.

 

Sábado 8 de febrero

– Jam de Blues acústica de Pedro Sánchez (voz y guitarra) y Ricky Ávila (guitarra)
en el Dakota Custom Bar, Paseo Imperial 89, 14 h.

– Dog Blues Band
en el MOE, c/ Alberto Alcocer 32, 21:30 h. Entrada 5€

Dog Blues Band ha sido la banda ganadora del II Concurso de Bandas de Blues Noveles que ha organizado la SBM

– Jam Session de Los Fernandos
en la Bodega El Águila, c/ Águila 14, 21:30 h.

– Rambling Roots Band
en el Barbú Club. c/ Santiago 3, 22.30 h.

 

Domingo 9 de febrero

– Jam Session de Ñaco Goñi y Xulián Freire
en la Bodega El Águila, c/ Águila 14, 18:30 h.

– Jam Session de La Coquette
c/ Hileras 14, a partir de las 21 h.

 

Publica:
  

MiRedGráfica.com

Rosales 20, lo mejor de lo mejor.

Hola otra vez amigos de Walking Madrid.

Esta vez os escribimos desde el centro de Madrid, el restaurante Rosales 20, en la calle Pintor Rosales número 20, y vamos a hablaros de los secretos que esconde su cocina, abierta desde los años 70.

IMG_1453

Lo primero que vimos al llegar fue un lugar cálido, estiloso y con una distribución tan clásica como característica. En un mismo espacio podemos disfrutar de una suculenta comida como de una copa nocturna  de una forma igualmente acogedora.

IMG_1452

Nos reciben con una sonrisa Naty y Simón, encargados de atendernos en esta degustación y posteriormente se uniría Juán Pastor, propietario del establecimiento y que nos acompañaría en nuestra comida.

IMG_1451

En este restaurante vamos a disfrutar de una variedad de platos bastante llamativa, ya que sus denominaciones de origen son muy diversas, descubrimientos en viajes y experiencias culinarias… Además esta cocina cuenta con una serie de colaboraciones de cocineros de renombre, como Antonio de Miguel y la compañía “Cienfuegos”, Ameztoi, Alvacio y muchos otras empresas y cocineros que colaboran en la elaboración de los platos, guiados por profesionales de éxito que actúan a su vez como proveedores de los platos que crean. Aspecto absolutamente perceptible en la calidad de los platos, tanto en su elaboración como en su materia prima.

Antes de comenzar a disfrutar de la degustación queremos destacar un detalle, la banda sonora. Durante toda nuestra estancia en Rosales 20 nos acompaña una música perfectamente adaptada al momento en que estamos. Juan nos cuenta que la música es un hecho inherente a las personas y que le gusta adornar los momentos que viven aquí sus clientes con una buena banda sonora que les haga pasar un rato aún mejor. En esta ocasión nos acompaña un poco de jazz. Uno de los temas nos llama concretamente la atención, se llama “Nature boy” de Nat “King” Cole. Si tienen la oportunidad de hacer los recomiendo que pongan esta canción en Youtube mientras leen este artículo, para transportarse al ambiente creado en este momento, junto a esta fotografía.

IMG_1360

Por fin estamos preparados para disfrutar. Empezamos la velada, junto a un vino tinto crianza de 2007 “Biga de Luberri”, y con una serie de entrantes sencillos a la par que destacados.

IMG_1421 copia

Empezamos con un salmorejo cordobés, en honor a la tierra del cocinero, a modo de sopa, es decir, no muy espeso, con un poco de jamón ibérico y huevo rayado. Nos apunta Juan que su familia es hostelera de tradición (entre otras cosas) y que este tipo de salmorejo, cada vez más común, no lo era antaño, siendo ellos uno de los primeros establecimientos en instaurarlo en sus cartas con esta preparación. Lo acompañan de una “regañá” comúnmente conocida, un tipo de pan tostado para acompañar, con un sabor similar a los picos, perfecto para combinar con el salmorejo.

IMG_1366

A continuación una “Tosta del Payés”. Se trata de una tosta formada por una rodaja de tomate natural, jamón ibérico de bellota y una ligera tortilla francesa. Puede parecer algo corriente, pero tiene unas peculiaridades dignas de apreciar. La primera es que el jamón es realmente ibérico de bellota, cosa que es de agradecer, ya que no hay nada que odie más que descubrir que lo llamado bellota no coincide con mi concepto ni con la realidad. Y segundo, el pan de la tosta dista mucho de ese pan tosco que en el primer bocado se clava en el paladar, se trata de una coca de Gerona, el llamado pan de cristal, hecho sin absolutamente ningún aditivo y que nos da una suave textura especial y le aporta esponjosidad a cada bocado.

IMG_1395

El siguiente plato es una “Ensalada de mozzarella de búfala”. Consta de rodajas de tomate natural cuidadosamente cortado y pelado (todas sus ensaladas se sirven con el tomate pelado, como signo de distinción, ya que es una molestia que no suele tomarse todo el mundo), cada una con una lámina de queso mozzarella de búfala, que como ya sabemos aporta una textura cremosa especial a la ensalada, además de su sabor característico, con unas hojas de albahaca para darle frescura con aceite de oliva virgen. Una exquisitez, además de un plato tratado con gusto y mucho mimo.

IMG_1370 copia

Seguimos con los platos fuertes y el primero de ellos es un plato conocido por muchos de nosotros, ya que ahora mismo esta muy de moda, pero que al igual que el salmorejo lleva estando presente en la cocina del Rosales 20 muchos años, por lo que lo preparan de la manera tradicional. Se trata del “Sandwich Club”.

IMG_1383

La distribución de los pisos de este sándwich es clave, ya que consta de muchos ingredientes y corremos el riesgo de que se desmorone o bien de que la mala combinación de los mismos no resulte cómoda y agradable al paladar en cuanto a textura. El primer piso esta compuesto de lonchas de jamón york y queso alternadas (como apunte personal quiero decir que me parece magnifico que piensen en la forma en la que el comensal va a disfrutar de la comida, ya que si no se colocan alternadas estas lonchas de jamón y queso el queso suele quedarse incómodamente adherido a los dientes y el paladar y es una forma muy fácil de fastidiar la comida a una persona, por lo que este detalle para mi es para valorarlo).

El segundo piso consta de laminas una capa de mayonesa, unas rodajas finas de tomate, espárragos y por último la lechuga. Esta situación de los ingredientes también esta perfectamente pensada, ya que la mayonesa evita que el tomate el los espárragos empapen el pan, destruyendo la consistencia del sándwich, y por ultimo la lechuga, bien seca para que no empape el pan aporta ese crujir tan bienvenido cuando das cada bocado. Una vez más aplaudo la organización de un plato tan sencillo, pero a la vez tan bien cuidado.  Como guarnición un poco de ensaladilla rusa, un sabor perfecto para acompañar los ingredientes que forman el sándwich.

Ahora unas albóndigas de pavo con salsa al curry (muy suave, por cierto) regadas con almendras laminadas, con un acompañamiento de rigattones al dente con un chorrito de aceite de oliva. Un plato atípico en los restaurantes madrileños, con el toque justo de curry y el toque de sabor de la almendras. Un acierto nuevamente.

IMG_1412

Por último pasamos a un plato contundente, pero del que nos gusta disfrutar a los españoles. Morcilla de León sobre una cama de patatas fritas “a lo pobre”, como se dice en mi casa, y un esplendoroso huevo frito. La morcilla, meticulosamente escogida por el propio Juan (Juan busca y selecciona personalmente el sabor que quiere en su restaurante, hasta el punto de confesarnos que tardó casi 6 meses en encontrar la morcilla que quería para este plato), lleva un poco de pimentón picante en su fabricación, lo que le da un punto mayor de interés al plato, así como algo más de “peso”.

La cantidad de morcilla está perfectamente equilibrada con las patatas, ya que el exceso de morcilla puede hacer que el plato resulte demasiado cargante, por lo que es un acierto. El huevo frito rebaja en cierto modo la contundencia de la morcilla y a la vez nos transporta al pueblo, tras la época de matanza, cuando acudíamos raudos a la mesa de nuestras abuelas y nos encontrábamos con algo tan sencillo como maravilloso. Eso sí, como durante toda la degustación, en Rosales 20 tratan y miden la preparación con particular detalle para regalarnos los ojos con una fotografía como esta.

IMG_1435

Además de los platos que hoy os presentamos, en Rosales 20 se puede disfrutar de combinaciones aún más variopintas, como por ejemplo “Pimientos de piquillo en almíbar con queso de cabra y eneldo”, “Montado de queso Brie con salsa pestto y jamón ibérico”, todo tipo de comida japonesa realizada en colaboración con un restaurante especializado, pudiendo así pedir sushi, anguila, etc…realizando el pedido con cierta antelación. Incluso existe la posibilidad de reservar parte o la totalidad del restaurante para realizar cenas de catering, las cuales cuentan con la colaboración expresa de Don Antonio de Miguel en la elaboración de los platos.

IMG_1426

Como habéis podido observar todo un lujo de materias primas y saber hacer en el restaurante Rosales 20 amigos. Os recomendamos visitarles a cualquier hora del día, disfrutaréis de lo mejor de lo mejor.

Texto: Gabriel AlcahuzFotografía: Daniel Gómez

Publica: