Un tango en Madrid, un tango por los “madriles”

Un tango en Madrid, un tango por  los “madriles”. La  Gran Vía, el Broadway madrileño  recibe en el  66, el  teatro Compac Gran Vía, el estreno de Mariel Martínez y La Porteña Tango Trío que presentan BUENOS AIRES…Cuando lejos me ví.

Como bien recogemos de la nota de prensa Smedia: “Con la firme convicción de que el tango es una música viva y actual, proponiendo un espectáculo sincero, con elegancia, calidad y alejado de los viejos tópicos Mariel Martínez y La Porteña Tango Trío llegan al Gran Teatro Compac Gran Vía.

La gran cantante de tango Mariel Martínez presenta su nuevo espectáculo “BUENOS AIRES…Cuando lejos me vi” título que da nombre a su quinto álbum producido por el afamado músico argentino Litto Nebbia. Para el público este será un concierto con grandes músicos, con arreglos originales, con un repertorio fuera de lo común. Habrá danza y una gran puesta en escena, pero además será fresco y cercano, muy emocionante e incluso los espectadores se reirán un buen rato alejados de todos los clichés de los espectáculos del “Tango for export”.
La joven Mariel Martínez recientemente fue nominada a los Premios Gardel 2014 (Mayor galardón de la industria discográfica Argentina) como Artista Femenina de Tango por su álbum “ESOS OTROS TANGOS” Junto a su grupo estable La Porteña Tango Trío son el grupo de tango más exitoso de Europa y han recorrido más de 15 países presentándose en grandes teatros, haciendo giras por España, Portugal, Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Italia y República Checa además de actuar todos los años en su Argentina natal. “BUENOS AIRES…Cuando lejos me vi” es la primera frase que el público oyó en el cine sonoro argentino, allá por el año 1931, encerrada dentro de la inmensa poesía del tango argentino, que se redescubre como un misterio hermoso en la voz de Mariel soñando un Buenos Aires evocado desde la lejanía.

Anuncios

Cóctel, pasión, y cine… en Pouss Café

intro

Justamente al lado del mítico y desaparecido cine Infantas está situado el Pouss Café, un lugar único y especial en el número 19 de la calle Infantas, en el barrio de Chueca, en el distrito centro. En la puerta del local había quedado con Jose, amigo, fotógrafo y cordobés de acento, buena gente, para preparar a base de notas y ángulos de cámara el post semanal gastronómico de Walking Madrid.

El cine Infantas fue una de las salas pioneras y con más solera del Madrid de los años 50 y 60. Inaugurada en 1948, fue entre noviembre de 1973 y junio de 1974 sede de la Filmoteca Española, cerrando sus puertas en 1992. Películas proyectadas como Casablanca, Ciudadano Kane, Bienvenido Mister Marshall, Cantando bajo la lluvia… y un largo etcétera del mejor cine americano y nacional del momento, que atraerían al público madrileño, o a espectadores del barrio como los dramaturgos Jardiel Poncela y Miguel Mihura, dato que no contrastamos, pero que puestos a imaginar derivan de la pasión por Madrid, el cine, y el teatro… sin ningún orden.

entrada

Desde fuera y mirando por una de las dos cristaleras que dan a la calle, el Pouss Café tiene algo de esa magia del cine con sus atrayentes carteleras que nos atrapan a los espectadores desde el primer momento, cuando intuyes las sensaciones de una buena película. Y como de un caleidoscopio se tratase, el Pouss Café atrae desde la cartelera del otrora cine de la calle Infantas, pero en la puerta de al lado. Seduce con las sensaciones que auguran paz, armonía y un rato agradable.

dentro

Una vez dentro, el Pouss es un recoveco de tranquilidad con sus formas y los diferentes colores que se crean. Hay diferentes exposiciones de distintos artistas a modo de Showroom a lo largo del año que se mezclan con los elementos decorativos del local.

vintage

Mencionar toda relación vintage y mobiliario retro en armarios, muebles y mesitas, una televisión marca Elbe años 80, biombos y celosías para la combinación de distintas iluminaciones, lámparas de cubos de plástico colgados del techo, columnas en todo el centro del local que ofrecen un contexto de arquitectura clásica -y para fragmentar ese clasicismo, bailarinas de porcelana a modo de post it en los laterales-. También nos llamó poderosamente la atención los distintos modelos de zapatos de tacón que hay repartidos en el local, y que generan una fricción fetichista en el entorno, así como las excéntricas flores naturales que adornan las distintas mesas, aportando frescura y movimiento… y algún detalle más que se nos pueda olvidar. Y todo esto adornado con jazz y música chill out, para conseguir una atmósfera vanguardista y una calidez a través de arte, la luz y los personajes que se dan cita en Pouss Café.

bancada

barraNos recibió como encargada Ana Barbado, que con amabilidad y simpatía nos resumió el orden de la degustación que íbamos a realizar. Nos presentó a dos de los camareros, Joplin –que una hora y media más tarde preparó el denominado Cuervo Pasión, un cóctel muy difícil de olvidar– y Francisco Javier Leiva. Tipos normales, jóvenes, tranquilos y acordes a la armonía del Pouss Café. También nos contó por encima la historia del local, enfatizando en los dos socios, Manuel Ríos y Enrique de Vicente, y en la pasión y esfuerzo que habían puesto desde su inauguración.

 

tartasMientras Ana preparaba en la barra el primero de los tres cócteles, empezamos a degustar la primera secuencia, a modo de dos tartas caseras que nos llevo previamente. Elaboradas por una señora por la que preguntamos a Ana para la mención. Nos contestó qué las hacía en su casa, y qué no quería salir en los “títulos de crédito”, cosa que entendimos, porque esa intimidad y secretismo endulzaban aún más lo que estábamos tomando a media tarde, y como el tango, a media luz. Simplemente deliciosas y bien hechas, con un regusto, que ni la persona que enfocaba esos platos, e iba a dar imagen a esos manjares, ni yo olvidaremos. ¡Qué sabor! Tarta de Zanahoria. Bizcocho con zanahoria rallada, y con coberturas de una buttercream muy suave y la mesura justa de azúcar, mezclándose sutil con los otros ingredientes; nuez, mazapán, especias, canela, y nuez moscada. Se deshacía.

tartaChocolate

La segunda toma, tarta con bizcocho de chocolate y galletas de Oreo con nata. La combinación del chocolate templado fundiéndose con el sabor de las auténticas sándwich Oreo fue un autentico pedazo de cremosidad y de sabor. Audrey Hepburn en Desayunos con diamantes –la historia creada por Truman Capote–, café, tarta, y contemplando desde Pouss Café la calle Infantas, una paralela a la calle Gran Vía, la Broadway madrileña. Todo encajaba.

ronLa siguiente secuencia consistiría en tomar notas y fotografías de la preparación de los cócteles y combinados. La primera escena, interior atardecer en ese instante que cae la tarde y lo que rodea es sosiego, con esa música de jazz que suena de fondo y los clientes esparcidos por los distintos rincones del Pouss Café charlando tranquilamente. Mojito Añejo; lima, azúcar moreno, hierbabuena y a macerar, un toque de soda, hielo frappé, uva, granada, y otro toque, este con entusiasmo, por supuesto el ron… y mambo. ¡Buenísimo! Un cartel con los ojos verdes en la mirada de Ava Gardner en cualquiera de sus películas, y observándose a sí misma antes de entrar al cine Infantas en sus largas estancias en Madrid. De trago largo es el preparado… y muy refrescante, otro trago, y cuando nos quisimos dar cuenta estábamos en el segundo cóctel.

animacion

La escena siguiente de la secuencia coctelera la preparó Joplin, un cocktailman inquieto en el trabajo pero tranquilo en sus gestos, con la sensación de transmitir confianza, que controla y disfruta lo que hace, el porqué, el resultado final. Cóctel Cuervo Pasión en copas de cava Urbane, y como se desprende de los distintos nombres, una fusión urbanita y efervescente a partes iguales. Preparado, primero con pasión, a continuación el swing del jazz que también se añade en la coctelera, y claro, más ingredientes, tequila, frutas, licor 43… agitar el hielo con ese toque y mucha de esa pasión para servirlo con mucho amor. Así nos lo transmitió Ana Barbado y trasladamos lo que nos dijo, sin más. Un trago suave pero intenso que salivas durante algún tiempo, y deja en la memoria el sabor de una primera vez, como el primer beso, inconfundible. Marilyn Monroe y Bette Davis en Eva al desnudo en la barra sujetando esas copas De Cuervo Pasión. Complicado adivinar que hay detrás de de esa atracción, de este cóctel made in Pouss Café, ni adivinar que se esconde tras su dulce apariencia.

ginebraY para ir terminando, comentar que el Pouss Café es un film producido por Enrique de Vicente y Manuel Ríos, y dirigido por Ana Barbado, con Joplin y Francisco Javier Leiva en el reparto. La última escena, un Gin Tonic Premium. Scene 3, take 1, and ¡Roll! Y acción, preparado con una de las mejores ginebras Premium del local, fue la elipsis que marcaba el final de esas dos horas maravillosas que vivimos en Pouss Café. Se añaden bayas de enebro, con una rodaja de lima se esparce y aromatiza el borde de la copa, además de unos trozos de uvas, tónica Fever-Tree, y echar ésta con la varilla rizada con el mismo ritmo y calma a una de las copa de balón que tiene en el Pouss, y siempre con el toque de hacer las cosas bien, en su justa medida, creándose las buenas sensaciones que se respiran. Y en la puerta del Pouss Café, Gary Grant e Ingrid Bergman y su beso apasionado de la película Encadenados.

coctel_final

Como The End, el Gin Tonic de Pouss Café es un trago que recorre todo tu cuerpo hasta llegar al sentido, y ahí, respiro hondo, muy profundo, te das cuenta que estás ante una nueva línea de coctelería en Madrid a tener en cuenta, en un ambiente acogedor y rodeados de buena gente.

grupo

Texto: Dani MoralesFotografía: Jose M. Miñambres

Publica:
  

MiRedGráfica.com

La Pecera, privilegio de arte, cultura, y gastronomía

¡Buenos días queridos walkings! Hoy vamos a hablar de un restaurante localizado en pleno centro de Madrid, dejándote caer desde Gran Vía en el número 42 de la calle Alcalá encontraremos “La Pecera” el restaurante que forma parte del edificio del Círculo de Bellas Artes.

01_puerta        02_salon_lampara

Nada más cruzar la puerta, presidida por un escudo del Círculo de Bellas Artes, te darás cuenta que es un lugar perfecto para después de un día de tiendas caminando por el centro o de visitar monumentos históricos donde podrás además de recargar energía con unos platos especiales disfrutar de un lugar privilegiado rodeado de arte y cultura. Es sorprendente el tamaño del salón, unas grandes lámparas de cristal decoran y parecen dar vida a la escultura esculpida en mármol que preside en el centro del salón y que recuerda en cada momento que en ese salón se han reunido desde hace mucho tiempo grandes personajes de todo el mundo.03_salon_escultura Walter Grajales nos recibió y nos acompañó a nuestra mesa, con unas vistas a la calle Alcalá que poco podía desmerecer a los inmensos cuadros que cuelgan de las paredes, mientras nos sirvió una cerveza fresca para hacer boca. El ventanal ocupaba ahora el centro de nuestra conversación y comentamos el día nublado que asomaba por la ventana y bromeábamos que lo que podía faltara esa estampa era que comenzará a llover para acompañar a nuestra comida con la música de la lluvia golpear los cristales y que el tiempo se ralentizara para disfrute de nuestra comida y poder así sentirnos como su propio nombre indica “La pecera”, para cuando nos dimos cuenta llegaba el primer plato. 04_plato_bacalao Un llamativo y colorido bacalao con salsa vizcaína, jugoso, una  porción abundante y con el punto perfecto, la pieza se deshacía en migajas sin ayuda del cuchillo que se mezclaba con la salsa y explotaban los sabores en el paladar.

05_vino

Para cuando se nos acabaron las cervezas nos recomendaron un vino crianza Ribera del Duero, Viña Mayor del 2009. Pronto llego el segundo plato con el que nos quisieron deleitar, medallones de ternera blanca en salsa de oporto.06_plato_solomillo Si el primer plato nos sorprendió desde el primer golpe de vista con el llamativo color de su salsa este segundo plato prefirió guardarse ese impacto visual y llamar nuestra atención directamente por su sabor, desde el primer corte con el cuchillo de la carne se intuye que ese bocado será todo un deleite de sabores. La guarnición que acompañaba la carne eran unas patatas cortadas en láminas que hacían que la proporción de salsa, carne y guarnición en cada bocado era equilibrada. Como en una pieza de música, in crescendo, esa era la forma que había tenido hasta ahora el menú que desde La Pecera quisieron  sorprendernos y para el tercer plato que llego a la mesa no fue menos, era ni más ni menos que un plato de cocido madrileño y una vez más la presentación de este plato típico fue la que nos cautivó y su sabor tradicional no fue menos que el resto de los platos, los ingredientes cuidados con tanto mimo como su presentación hacían de este plato una muestra perfecta de lo que podemos encontrar en La Pecera, gastronomía tradicional y sofisticada, con una presentación digna de los artistas que llenan la sala del restaurante.07_plato_cocido Sabíamos que quedaba un plato más y queríamos saber cuáles iban a ser las últimas notas que iban a dar fin a esta deliciosa armonía que desde los fogones habían orquestado para nosotros y desde el fondo del salón llegó un plato que entonaba con fuerza y mucho sabor unas notas que sonaban a despedida y tenían forma de huevos rotos con queso de cabra y nueces. Una mezcla que se deshacía con la cremosidad del huevo y el queso en nuestro paladar y se mezclaba con los aromas de las nueces guardando en nuestra boca unos matices perfectos para acompañar los últimos tragos de nuestra copa de vino.08_plato_huevos Para nosotros ya había terminado la sinfonía pero faltaba el postre, una fresca mouse de mandarina con maloja que nos sirvió para acompañar esa ovación del público cuando termina de sonar la orquesta, unos aplausos que duraron mucho, tanto como la frescura del sabor que nos dejó en la boca.09_postre Desde aquí quiero guardar unas líneas para Javier Martín que nos sirvió durante nuestra comida y agradecer su amabilidad y disposición, así como al Director Enrique de Vicente por la atención que nos ofreció, haciéndonos sentir como en casa. 10_director 11_camareros Solo quiero añadir un punto final para esta deliciosa comida y es acompañar el postre con una visita a la terraza del edificio y disfrutar así de unas vistas de todo el centro de Madrid desde un punto privilegiado como es el Círculo de Bellas Artes.

Redacción y fotos Álvaro Vicente García.

Publica:
  

MiRedGráfica.com

20 años de humor en el treatro Compac Gran Vía

La compañía Los Quintana vuelve por tercer año consecutivo a los escenarios de Madrid. Este año nos presentan “El Varieton”, una obra desternillante en la que hacen un recorrido por lo mejor de sus 20 años en los escenarios, en los que han compartido su humor con miles de personas en decenas de ciudades de todo el mundo.

Walking Madrid Weekend Experience - Obra de teatro El-varieton - los-quintana

El espectáculo en sí es un no parar de puntos humorísticos, basados en tres puntos clave para el desarrollo total de la obra.

Lo primero su indumentaria, como podréis ver claramente en el cartel, son dos hombres vestidos de mujer con un maquillaje bastante exagerado, incluso podría decir que su aspecto se acerca al de Carmen de Mairena. El segundo punto clave es la banda sonora y efectos de sonido; toda la actuación se desarrolla en playback, (no llegamos a escuchar la voz de los actores hasta los agradecimientos finales). El espectáculo es una consecución de sketchs, en tono parodia, con depurada técnica de la fonomímica, interpretando un humor inteligente, y con alguna pullita de crítica social con las que arrancaron muchas carcajadas. Y por último hablar del arsenal de vestuario, más de 60 cambios completos, para dar vida a un gran abanico de delirantes personajes en divertidas situaciones.

Los pequeños sketchs cuentan historias con finales cómicos, muchos de ellos utilizando audios de telenovelas o spots publicitarios, consiguiendo así fusionar de una manera brillante el humor usado en los antiguos cabarets , donde toda actuación era cantada y representada de forma gestual con ademanes folclóricos, con audios originales actuales y con  temas de actualidad y controversia, como el alboroto que se creó cuando nos enteramos de que el Rey Juan Carlos se lesionó en Africa cazando elefantes.

Walking Madrid Weekend Experience - Obra de teatro El-varieton - los-quintana 2

Todos los personajes responden a un estereotipo femenino: precisamente la mujer estereotipada del medio televisivo, la bella frívola, la malévola manipuladora, la diva manchada, etc.

 Aquí os dejamos los nombres de los responsables de esta locura sana cargada de crítica.

Autor: David Quintana

Director: David Quintana

Compañía: Los Quintana

Elenco: David Quintana, Fernando Quintana, María José López, José Pérez, Sergio Cantillano y José Aravena

¡Y como siempre os dejamos también los enlaces a sus cuentas de Twitter , su Canal Youtube y su perfil de Facebook para que podáis seguirles y conocerlo todo sobre ellos!

 

Daniel Gómez