Un día en el vagón del tren de los Reyes Magos

“Un día en el tren de  los Reyes Magos” podría ser una película alocada y divertida protagonizada con sentido del humor por unos reencarnados Hermanos Marx –ojalá esto pudiera suceder-  como un símil a  la película “Un día en las carreras”,  dirigida por Sam Wood.

Tren de las Delicias

Pero amigos de  Walking Madrid, en el tren donde viajaban según la tradición las  tres razas conocidas en la antigüedad, lo que se vivió y sintió, no  ha sido ni mucho menos tan desternillante como la película interpretada por Groucho, Harpo y Chico, pero ha sido todo un espectáculo sentido y  vivido en directo, diferente y bien interpretado por los otros tres protagonistas de ayer, unos pasajeros singulares (Gaspar, Melchor y Baltasar), los Reyes Magos, además de pajes y hadas, entre divertidos interpretes. Una  manifestación sorprendente y llena de magia la que hemos vivido el 5 de enero en los trenes del Museo del Ferrocarril,   en una mañana de invierno con un sol radiante y primaveral.  Y con actuaciones estelares de  unos secundarios, los niños y no tan niños, que con pasión y guiños han llenado de más de esa magia y más de ese sol  si cabe, los trenes de jardín del parque ‘Ferrocarril de las Delicias”, el Tren de la Navidad. Algo normal y bonito, sin más. Y del color “vintage” de época de entreguerras que dibujaba a los trenes madrileños de principios del siglo XX.

IMG_2108

Madrid tuvo una historia mal contada de trenes, trágica y apocalíptica. Ayer, esa memoria difuminada desde una fecha concreta, cambia para un madrileño común, para el que los trenes eran sinónimos de viajes, de sueños y  de aventuras. De  historias entrañables y divertidas que leer, que ver en el cine, que escuchar en la gente o  que  escribir en un papel como el que escribe con ese encanto de los trenes al desplazarse, de manera contemplativa, serena, e intima. Y ver otros pueblos, otros paisajes y  otros cielos. Escribir y viajar como parte del mensaje,  una forma de amar y querer, de  estar con él, de estar con ella, de estar con ellos, de estar contigo, conmigo.

IMG_2053.jpg2

Como recogemos de la Web del Museo del Ferrocarril: “Un tren con espíritu navideño combinado con la ilusión de los niños, y un viaje en el tiempo, pues se realiza en coches de madera que se construyeron en la década de 1920. Durante el recorrido, los viajeros pueden disfrutar de una teatralización pensada especialmente para los niños, además de contar con la compañía de un paje real, que escucha sus peticiones”. 

Un tren en definitiva, lleno nuevamente, de la dicha y repetida magia, con la sensación del sabor y el aroma que dejan las hadas, el incienso, la mirra,  los cantos populares, los villancicos, los amigos, la gente, los niños y,  las historias entretenidas y bien contadas.

IMG_2094

Un tren de ilusión, el 5-E de 2014, de nombres propios.

Post:  Dani Morales

Anuncios

Cocina del norte en restaurante Hórreo…en el distrito de la Arganzuela

DSC_0007 Íbamos a realizar un post para el restaurante Hórreo en el Barrio de la Arganzuela. Como recogemos de Wikipedia: “Un hórreo es una construcción destinada a guardar y conservar los alimentos alejados de la humedad y de los animales para mantenerlos en un estado óptimo para su consumo.[] Se caracteriza por mantenerse levantado sobre pilares para evitar la entrada de humedad desde el suelo y por permitir la ventilación a través de ranuras en las paredes periféricas”. Antes de llegar al restaurante  nos dimos una vuelta por todos los sitios de interés que este distrito nos ofrece. Caminamos  por Madrid Río a lo largo del Río Manzanares hasta llegar a Matadero Madrid en el Paseo de la Chopera –antiguo matadero municipal-, admirando todas las instalaciones que este Centro de Actividad Contemporánea nos ofrece. Desde la Plaza de Legazpi caminamos hasta el Museo del Ferrocarril  -con sede en el  histórico edificio de la antigua estación de Delicias-. Para finalizar en Planetario de Madrid  ubicado dentro del Parque de Enrique Tierno Galván, donde enseñan y difunden  la Astronomía y la Ciencia. DSC_0030 Nos recibió Antonio Pérez,  propietario e ideólogo del local,  que distendidamente  nos detalló lo que quiere para el nuevo restaurante de la calle Bronce, 35. Nos transmitió que ha tenido otras buenas experiencias junto con su mujer  María Belen en el mundo de la hostelería, pero,  era el momento adecuado de crear un nuevo concepto. Una mezcla en presentación y sabor de las cocinas del norte: gallega, cántabra y asturiana. ¡Casi nada!  Mencionar el trato durante todo el tiempo que estuvimos allí, de  Salva Rodríguez y José Carlos Barrero, camareros  de salón y  barra respectivamente,  que con mucha atención y amabilidad nos trataron. Empezamos a degustar los platos que el chef Iván Polo nos había preparado con su  toque y sabiduría culinaria para el Weekend Gastronómico de Walking Madrid. DSC_0100Un  profesional que sabe  cómo conseguir platos elaborados en presentación, sabor y textura, pero entendiendo el concepto e idea inicial de sus propietarios. El Mercado de Motores en el Museo del Ferrocarril de Madrid tiene la sede en el histórico edificio de la antigua estación de Delicias, se presenta como una nueva alternativa de ocio durante el segundo fin de semana de cada mes. Este emblemático espacio, ubicado en el número 61 del Paseo de las Delicias. DSC_0053Un mercado diferente con un claro estilo europeo que ha inaugurado su segunda temporada. El mercado, con una zona para profesionales y otra para particulares, propone un disfrute del tiempo libre entre piezas con una apariencia de estética retro. Otra posibilidad, después de visitar Mercado y Museo, y escuchar música en directo, es tomar el aperitivo en Hórreo. Nosotros  comenzamos con “Anchoas naturales en salazón”, con un chorreón de aceite de oliva virgen extra. Sabor cántabro, del norte, que con el Ribera crianza hacía más  sublime si cabe el gusto  característico de la anchoa. Continuamos con “Pulpo de las Rías Camiñas” con pimentón de la vera mitad picante y mitad dulce – de nuevo el aceite de oliva virgen extra-. Una maravilla de  procedencia gallega directo al paladar de los comensales de Hórreo. En su cocción justa. ¡Pruébenlo!  De veras, buenísimo. DSC_0062 DSC_0075 Matadero Madrid está situado en el Paseo de la Chopera donde tienen cabida todas las expresiones artísticas. Quién diría que hace cien años albergaba el antiguo matadero municipal de Legazpi: una composición simétrica de pabellones, que servían a la vez de mercado de ganado y matadero industrial. Aprovechando Matadero en el artículo, a las mesa de Hórreo llegaba  el plato estrella de la casa, “El Chuletón” de vaca gallega con Denominación de origen. Un lomo alto en plato caliente con pimientos del padrón y patatas dado. ¡Riquísimo y sabroso! Y por último y de postre, “Filloas rellenas de arroz con leche y crema con mermelada”. ¡Delicioso, para repetir! DSC_0120 Al igual que el Mercado de Motores es una iniciativa que enmarca la apertura del Museo del Ferrocarril a Madrid como utilidad pública que aúna ocio y cultura a la vez. Horreo,  brinda a los comensales del barrio de la Arganzuela y a los visitantes,  una alternativa culinaria de las cocinas del norte en un ambiente desenfadado y moderno. DSC_0127

Texto: Dani MoralesFotografía: Jose M. Miñambres

Publica:   

MiRedGráfica.com